PROSPERIDAD Y ABUNDANCIA

PROSPERIDAD y ABUNDANCIA

Me gusta antes de tratar un tema analizar la definición de la propia palabra que voy a desarrollar.

Generalmente juntamos las dos palabras, pero podemos analizarlas por separado y pensar que queremos para nosotros en este momento.

La prosperidad es bienestar, mejora de la situación económica o social. Éxito o desarrollo favorable de una cosa.

Abundancia, gran cantidad de algo, situación apta para poder satisfacer las necesidades humanas en relación con un bien o un servicio. Y la expresión en abundancia nos habla de mucho dinero, la persona esta en buena posición económica.

La prosperidad sería más mejora y la abundancia la cantidad. Por esta razón la palabra sola no me especifica en que área de mi vida quiero mejorar o tener más de eso.

Los números son tan objetivos y concretos que nos hacen definir un poco más las demandas.

El primer número que pondría para este tema sería el 8 tanto si quiero prosperar o tener más abundancia que es el número de la multiplicación por eso se le llama el número de la cosecha, del recibir y tendría que añadir otros números dependiendo en que quiero mejorar, o de que quiero tener más.

En el caso que quiera mejorar mi determinación, voluntad, liderazgo, personalidad propia, es decir el ego, mi  posicionamiento en el mundo,  añadiría un 1.

Si quiero prosperar o tener más relación con mi pareja, socio, madre, conmigo misma, con mis sentimientos, añadiría un 2.

Cuando esa multiplicación o mejora  la quiero adquirir con las relaciones de amigos, hermanos, la comunicación en general, tener alegría, creatividad, aprender a vivir el presente, diversión, le pongo un 3.

Cuando la mejora la quiero a nivel laboral, en la estructura, organización, responsabilidad, en el cuidado del cuerpo físico. Aprender a poner muchos límites o mejorarlos. Añadiremos un 4.

Cuando mis ansias están más en la libertad, buscar experiencias, cortar lo que no sirve, salir de la rutina y la comodidad, poner nuevos retos, el 5.

Si la mejora o más cantidad, es con mis sentimientos a nivel familiar, con mis hijos, desapegarme, dejar de auto sacrificarme, abrir el corazón, buscar pareja, pondré un 6.

En el caso que nuestra demanda es de capacidad mental, destrucción de creencias, estudios, la fe, la espiritualidad, la videncia, la soledad, todo lo referente a la muerte, rigidez, perfeccionismo, un 7.

Como el número 8 es particularmente de finanzas repetiremos el 8 cuando las quiera mejorar o tener más.  También si lo que quiero es vender, encontrar dones nuevos, arreglar papeles, documentos, cosas legales, herencias, testamentos, abogados, también la ambición y la honestidad.

Si el enfoque esta más en incrementar imaginación, proyectos que ayuden a los demás, conexión con la simbología, los sueños, la compasión, el servicio a causas de los más débiles, añado el 9.

Si muy bien no se todavía lo que quiero puedo poner el primer 8 y después un 0 que no define mucho el que, pero es un comodín que me dará lo que necesito.

Como en las otras propuestas, aconsejo hacer una combinación de 3 números, es un número que todavía no esta en el plano físico y tiene el don de la gracia.

Sería empezar con 8 y la demanda que te resuene en este momento. Siempre tenemos que pensar que el número nunca nos dice si estas en exceso o en defecto, por lo tanto, lo hago servir para las dos cosas.

Ejemplo.- Si quiero poner límites o pongo demasiados usaré el 4 igualmente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *